Lunes, marzo 08th, 2010 | Author:

Castillo de Praga

Antes de darse una vuelta por el Castillo de Praga conviene observarlo de noche y. de ser posible, desde el puente de Carlos IV. I-a vista es inmejorable: todo iluminado, el castillo parece un faro, dominando el horizonte del río y proveyendo una vista única de toda la ciudad. A la mañana siguiente, el paseo obligado por el interior del castillo muestra una panorámica única, con los cinco barrios de la ciudad al alcance de los ojos.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in