Viernes, agosto 20th, 2010 | Author:

Para terminar nuestro trabajo en Cartagena acudimos a un taller donde unos artesanos daban forma a las esmeraldas, en la joyería Caribe. Parece coherente que una piedra tan verde y brillante se oculte bajo tierra colombiana. Verde como las aguas de sus costas, cornos las hojas de las palmeras, como la esperanza de esos mulatos que bailan por las plazas. Algunas esmeraldas eran enormes y Julie, la responsable de la joyería, mostraba con delicadeza sus mejores piezas. A lo largo del viaje hemos tenido la oportunidad de visitar orfebrerías de cobre, de plata, de ámbar y de oro, pero es la esmeralda, con ese nombre tan suge-rente, la joya más extravagante de todas. La más hermosa. Si desear ver más artículos sobre la maravillosa ciudad de Cartagena de Indias visita fin de semana.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in