Sábado, julio 02nd, 2011 | Author:

A finales del siglo XIII, Brujas estaba rodeada por robustos muros y un canal que servia tanto de foso para evitar las invasiones como de puerto de enlace con el mar. El canal sigue formando parte de la red Ghent-Ostend por la que fluye un tráfico de barcos considerable. Los muros se derribaron en 1780, pero cuatro de las ocho puertas que rodeaban la ciudad han sobrevivido: la que mejor se conserva de todas es la de Kruispoort.

Construída en 1402, puedes hacerte una idea de la anchura y la altura que tenían los muros que rodeaban Brujas entonces. A lo lejos, en dirección norte, y asentados sobre los verdes terrenos empinados al otro lado de la puerta se levantan cuatro molinos harineros: el de Sint-Janshuis persiste en su lugar original desde 1770.

Categoría: Turismo en brujas
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in