Viernes, julio 29th, 2011 | Author:

Abu Dhabi en árabe quiere decir padre de las gacelas. La caza era otra de las fuentes de riqueza en esta parte del golfo Pérsico, y ya son dos. Si añadimos algo de agricultura en tomo a un par de oasis y la recolección de la perla, ya tenemos el panorama completo de una economía muy precaria. De todas las actividades, la más notable era la recogida de perlas. Dio fama al emirato que convirtió el puerto de la ciudad en uno de los de mayor movimiento gracias a los dhows, las tradicionales embarcaciones de vela triangular. Todavía se conservan muchas de ellas en el puerto, al final de Le Comiche. En 1962 todo cambió, se produjo la primera exportación de petróleo (que se llevaba buscando desde 1939) y la vida floreció como nunca en medio del desierto.

El jeque Zayed Bin Sultan Al Nahayan fue el artífice de la radical transformación que ha experimentado el país y todavía hoy es venerado. Sustituyó en el poder a su hermano, Shakbut, que no supo adaptarse a la nueva situación de riqueza y prefirió no gastar las divisas del petróleo por si aquello no duraba. Cuentan en la ciudad que en su afán por no gastar acumulaba en palacio inmensas cantidades de billetes procedentes de las exportaciones hasta que un fuerte temporal inundó el palacio y toda la zona se llenó de billetes flotando. Alrededor de la familia real corren muchos rumores que no siempre son ciertos.

Categoría: Abu Dhabi
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in