Domingo, agosto 26th, 2012 | Author:

En una curva del Duero, la ciudad se eleva exhibiendo los tonos del ladrillo y la piedra. El perfil de la Colegiata de Santa Mana se impone sobre los palacetes, monasterios y templos que la circundan. Iniciada en el siglo XI, tiene como remate un cimborrio inspirado en la catedral Vieja de Salamanca. Pero es el pórtico de la Majestad su principal punto de emoción: el hie-ratismo de sus figuras policromadas (evangelistas, reyes, santos, ángeles y abates) añade ternura a la escena de la coronación de María. Es una representación letrada 25 personajes aparecen con libros en las manos y sonora: 28 músicos con flautas, vihuelas, zanfonas y hasta albokas (pipas vascas) sirven a esta corte celestial en eterno concierto.

Categoría: España turistica
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in