Martes, febrero 19th, 2013 | Author:

Sobre el muro norte, un grupo de trabajadores mitiga la sed de una niña mientras que al fondo Diego ilustró la evolución de la arquitectura en México, desde el teocalli —templo azteca— hasta los rascacielos contemporáneos. A un lado está una mujer de rasgos mongoloides en cuyo vientre se encuentra reposando la vida misma. A un lado de la cabeza, el pintor manifiesta la importancia del agua para la agricultura.
Del otro lado, en el muro sur, está una anciana dando a beber agua a un niño; esto para Diego representa la burguesía; el niño y el mono también tienen un significado especial para el artista: es la representación de las clases gobernantes de México durante el porfirismo, es decir, la imitación de lo europeo. Al centro de esta sección, Diego Rivera plasma al hombre mongoloide, ya que él ve en éste la evolución de la especie; él consideraba que de la unión entre las razas mongoloide y negroide en su sexta generación resultaba la raza caucásica.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in