Viernes, agosto 23rd, 2013 | Author:

En la primavera de 1490 partió el rey Fernando el Católico hacia Granada con un ejército de 500.000 hombres, y Boabdil se preparó para salirle al paso al mando de sus hombres. Comenzaba la guerra de Granada, de la que tanto se ha escrito. Sobre ella, los cronistas árabes han dejado páginas llenas de tristeza, lamentando: “¡Cómo has perdido tu valor, Granada! ¡Cómo se está desvaneciendo la belleza en ti… la ciudad de las fuentes y los árboles frondosos!” El alma de Granada llenaba los campos de batalla mientras, en ambos bandos, se iban acumulando datos sobre los actos heroicos. Su embrujo llevó a la reina Isabel la Católica a querer atisbar esa maravilla de la que tanto había oído, pues acampó con su corte en las afueras para aguardar el resultado de la batalla final. Su curiosidad casi acabó en desastre, pues, cuando iba en camino, topó con una escaramuza que pudo haberle costado la vida.

Los ejércitos castellanos ocuparon la vega granadina, sitiando a la ciudad para rendirla por hambre. A fines de 1491, Boabdil se hallaba en un callejón sin salida y el pueblo hambriento estaba a punto de sublevarse, por lo que el rey decidió capitular. Las reuniones se llevaron a cabo con gran secreto hasta que se acordaron las bases para la rendición: los moros pasarían a ser subditos de Castilla si permanecían en la ciudad, pero mantendrían la libertad de religión y sus propiedades, sobre las que comenzarían a pagar tributos después de tres años. Muza quiso detener las negociaciones, pero no pudo impedir que Granada —la sultana— se entregara el 25 de noviembre de 1491, con un plazo de 75 días para que se cumpliese el pacto. El 2 de enero de 1492 se encontraron el rey moro y el rey cristiano. Boabdil entregó a Fernando las llaves de la Alhambra diciéndole: “Estas son, señor, las llaves de este paraíso”, y los Reyes Católicos entraron en el recinto de los reyes musulmanes. Boabdil, por su parte, prosiguió hasta el Campamento Real de Santafé, donde se alojó en la tienda del Cardenal Mendoza.

Categoría: España turistica
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in