Archivo para la Categoría » Guggenheim en Bilbao «

Domingo, febrero 20th, 2011 | Author:

Las instalaciones del Guggenheim se completan con un restaurante, bar, tiendas y un auditorio de seiscientos metros cuadrados. El museo de bilbao ofrece al visitante unas trescientas obras, algunas propias y la mayoría prestadas temporalmente por las colecciones Guggenheim de Nueva York y Venecia. Su foco está puesto en mostrar las manifestaciones artísticas de las últimas cuatro décadas englobadas en el pop. el minimalismo y el arte conceptual. Entusiasmo, incomprensión, asombro y desconcierto invaden al visitante enfrentado con el arte de fin de siglo envasado en una arquitectura desopilante, símbolo de la esperanza que la ciudad pone en el futuro milenio.

Sábado, febrero 19th, 2011 | Author:

El espacio más formidable es una galería con silueta de pez, de 130 metros de largo por 30 de ancho, donde no hay columnas ni límites que puedan restringir la imaginación desbordada del artista. Ubicada en la primera planta, alberga obras del arte pop, minimalismo y arte conceptual el americano posterior a 1960 representado por creaciones como el laberinto de Robert Monis y otras de Donald Judd. Las restantes salas también ofrecen arte europeo, instalaciones y muestras que van de los 60 a la actualidad.

La segunda planta del museo de bilbao despliega muestras que corresponden a mediados del siglo XX embanderadas en el expresionismo abstracto y otras corrientes, pintura americana de los ’60 en adelante, arte contemporáneo vasco y español. En la tercera reinan las vanguardias europeas: el cubismo y sus satélites, el surrealismo, el expresionismo y la abstracción geométrica con obras de Matisse, Picasso, Kandinsky, Miró y otros.

Viernes, febrero 18th, 2011 | Author:

El Guggenheim de Bilbao está dedicado a mostrar las manifestaciones artísticas englobadas en el pop, el minimalismo y el arte conceptual. Las 19 salas de exposición, levantadas en torno al atrio central enmarcado en transparente cristal que no escatima luz en ningún rincón, reciben aire acondicionado por techos y pisos. Bloques de madera dispersos aquí y allá permiten sentarse a contemplar las muestras de arte moderno y contemporáneo que se exhiben en este museo dedicado al arte americano y europeo del siglo XX. Los clásicos se encuentran en salones de formas regulares, en tanto que las piezas más modernas se exponen en ámbitos menos formales y de aspecto más caprichoso.

Jueves, febrero 17th, 2011 | Author:

Museo de Guggenheim: visiones de rayos solares atrapados por ventanales inmensos que cubren el edificio, de nubes y tornasolados reflejos sobre láminas metalizadas que no habrían podido ser como corresponde en este fin de siglo sin la ayuda de la informática y los programas de diseño que permitieron a Gehry una total libertad para soñar en tres dimensiones. La elección del titanio confiere a la construcción un aire liviano y le garantiza perdurar en el tiempo: el material se mantendrá por cientos de años sin apenas sufrir deterioro.

Miércoles, febrero 16th, 2011 | Author:

Museo Guggenheim de Bilbao: a la entrada, Puppy, el perro gigante creado por Jeff Koons, ha dado pie a innumerables bromas que malignamente designan a la extraña edificación como la cucha del perrito. Pero lo cierto es que las formas atrevidas del innovador diseño de Gehry terminan por atrapar al visitante, quien no puede menos que sorprenderse ante tanto despliegue de curvas y contracurvas donde se funden metal y vidrio con piedra para dar lugar a más de 10.000 metros cuadrados de galerías distribuidas en tres plantas. Arquitectura futurista en la que abundan los espacios pensados para albergar obras de formato exagerado, como la inmensa Serpiente de 174 toneladas ideada por Richard Serra, donde las dimensiones no asustan y se cristalizan las obsesiones del artista, que Gehry revela al simular las escamas de un pez sobre las superficies de titanio.

Martes, febrero 15th, 2011 | Author:

A poco más de un año de su apertura, el museo se ha convertido en un hito para Bilbao. No sólo es referente arquitectónico y cultural, también ha superado las previsiones en lo que a cantidad de visitantes se refiere. El Guggenheim se levanta orgulloso sobre un terreno triangular que atraviesa una de las principales entradas a la ciudad, el Puente de la Salve, y está ubicado en un espacio donde cinco años atrás no había más que ruinosos despojos fabriles. Desde que se inauguró el museo, un hermoso paseo invita a recorrer la orilla del Nervión bajo la vigilancia del museo cuyo reflejo en las aguas de la ría se integra al paisaje en formas difusas y colores que varían según la hora del día.

Lunes, febrero 14th, 2011 | Author:

La construcción del museo demandó cuatro años de trabajo y una inversión de más de 100 millones de dólares financiada por las instituciones vascas. Como parte de un ideado para revitalizar la economía regional al que se integran la reconstrucción del aeropuerto, la ampliación del puerto, un nuevo subte ya inaugurado y un centro de congresos, el Guggenheim se convirtió inmediatamente en fuente de críticas y polémicas. Sus detractores cuestionaron que se invirtieran fondos públicos en un proyecto que sería explotado por una fundación privada y extranjera; los artistas locales resintieron la falta de apoyo mientras la política cultural del gobierno vasco se enfocaba en esta megaobra.

Domingo, febrero 13th, 2011 | Author:

Su silueta metálica se yergue en medio de fábricas y talleres hace tiempo inactivos y simboliza el cambio al que aspira la ciudad cabecera del País Vasco, en su interior las vanguardias históricas del siglo XX conviven con obras gigantescas y caprichosas, delirio de los artistas de fin de milenio. Inaugurado oficialmente en octubre de 1997, el Musco Guggenheim de Bilbao materializa en una monumental edificación futurista con forma de pez, de flor que abre sus pétalos al sol o de simple conjunto de figuras retorcidas, según los ojos que la miren el proyecto de revitalización urbana de Bilbao. Su diseño, inspirado en la escenografía del film Metrópolis de Fritz Lang. pertenece a Frank O. Ghery, un arquitecto americano de origen canadiense que decidió utilizar en su creación, que ocupa una superficie de 24.290 metros cuadrados sobre la margen izquierda de la ría del Nervión, toneladas de titanio, piedra y cristal.