Archivo para la Categoría » HISTORIA GRANADA «

Martes, diciembre 28th, 2010 | Author:

LOS MUSEOS.
No es pobre Granada en museos. Del Ministerio de Educación y Ciencia dependen el Nacional de Arte Hispanomusulmán y los provinciales de Bellas Artes y Arqueológico, respectivamente instalados en los palacios de la Alhambra y Ciarlos V v en la Casa de Castril. museos que existe el propósito de reunir en las espaciosas naves del Hospital Real. El mitológico de historia y artesanía granadina, establecido en la (lasa de los Tiros, depende del Ministerio de Iníorinación y Turismo; y el Ayuntamiento de la ciudad ha convertido en museo el carmen que en la Antequc-ruela habitó Manuel de Falla. Entre los que no pertenecen a organismos oficiales, destacan los de la Catedral, Capilla Real y Sacro-monte, descritos en otras páginas de esta obra.
La mayor parte de los fondos del Museo Nacional de Arte Hispanomusulmán está constituida por piezas que se conservaban en la Alhambra, o que se han encontrado en las excavaciones realizadas en su recinto. Otras proceden de palacios y mansiones árabes enclavadas en la ciudad y que han ido desapareciendo; y finalmente, las hay que corresponden a adquisiciones de arle islámico no granadino, hechas por el Museo. La mayoría de las piezas son decoraciones y fragmentos de decoraciones de yesería, alicatados, azulejos y cerámica de ajuar doméstico, de muy diverso tipo, vidriadas, sin vidriar, pintadas, incisas o en relieve. Posee el museo magnífica serie de capiteles que va del siglo x al xv, fragmentos de techos, aleros, celosías y puertas de carpintería árabe e interesante colección epigráfica. Unjarrón en cerámica vidriada con tonos azules y dorados y relieve de gacelas y un pilar de mármol blanco con ornamentación y bordura epigráfica, son piezas de inestimable valor.

Miércoles, octubre 20th, 2010 | Author:

En el lugar que ocupa la Abadía fueron encontrados, a comienzos del siglo xvii, hornos crematorios, cenizas y libros plúmbeos que aluden al martirio de los varones apostólicos Cecilio, Hiscio y Tesifón y de otros compañeros suyos, y además, contienen ciertas supuestas revelaciones que pretendían una reforma religiosa con las transacciones dogmáticas precisas para conciliar a cristianos y musulmanes. Tras penoso y largo proceso, Roma concluyó declarando falsarios a quienes escribieron tales libros y condenando su doctrina.  Mientras  tanto,  el crédulo arzobispo de Granada, don Pedro Vaca de Castro, había hecho una fundación y mandado construir la Abadía y la Iglesia que cobija a las santas cuevas en que fueron hallados hornos, cenizas y libros.
Además de magnífica biblioteca con incunables e importantes fondos árabes y de curiosísimo archivo, apenas explorado, la Abadía posee riquísimo tesoro artístico que exhibe en su museo y en el que descuella, por su inestimable valor y gran belleza, la preciosa tabla de la Virgen de la Rosa, pintada por Gerard David. Contiene, también excelentes lienzos de Raxis, Sánchez Cotán, Niño de Guevara, Juan de Sevilla, Lucas Jordán, Risueño y Vicente López. Valiosísima es la colección escultórica en la que sobresale una Virgen gótica, otra de alabastro labrada en el siglo xvi e imágenes de Alonso de Mena, Duque Cornejo y Ruiz del Peral. La iglesia que, arquitectónicamente, no reviste gran interés, luce en sus capillas obras pictóricas y escultóricas de gran valía.

Martes, octubre 19th, 2010 | Author:

En el Paseo de la Harina, a mitad de la Cuesta del Chapiz, comienza el camino que, bordeando el troglodita barrio de los gitanos, formado por pintorescas cuevas que destacan entre chumberas, pitas y nopales, domina el valle del Darro y descubre espléndidos panoramas que tienen por fondo Alhambra y Generalife o, a mayor altura, la Ciudad y la Vega, hasta que, vencidas las siete cuestas, termina en la Abadía del Saeromonte. En esas cuevas los gitanos bailan sus sugestivas zambras que han logrado fama internacional y algunas de las cuales, como los bailes de la Novia, la Azuzena y la Cachucha, tienen algo de danzas rituales.

Lunes, octubre 18th, 2010 | Author:

VALPARAÍSO, EL SACROMONTE Y LA FUENTE DEL AVELLANO.
Desde el puente del Algibillo, al final del Paseo de los Tristes, se nos ofrece delicioso valle que fecundan las aguas del Darro y se extiende entre el monte de Valparaíso, su vertiente solana, de abundante vegetación, y el Cerro del Sol, su vertiente umbría, de corte casi vertical y en la que sólo al pie de su falda crecen árboles y arbustos. Entre ambas discurre el río saltando entre; peñascos y pequeños desniveles que originan mínimas cascadas y estrechándose en las «angosturas del Darro» hasta quedar semioculto bajo las ramas de los avellanos y de los zarzales que pueblan sus márgenes.
Traspuesto el puente, por la ladera del Cerro del Sol, un suave sendero brinda sombreado y melancólico paseo, que conduce a la lamosa Fuente del Avellano, de proverbial renombre en Cranada y cuyas sabrosas, puras y cristalinas aguas cantadas por los poetas, gozan de justificada estimación. Otros dos manantiales, el del agua Agrilla y el de la Salud, brotan en el camino. En el pasado siglo, éste fue lugar de tertulia literaria en el que se reunían los miembros de la Cofradía del Avellano, que fundara Ángel Ganivet. Desde estos parajes, el frontero monte de Valparaíso, en el que se asienta el barrio de los gitanos y que tiene por último término la Abadía del Saeromonte, presenta un encantador y atrayen-te paisaje.

Domingo, octubre 17th, 2010 | Author:

Volviendo a la plaza de los tiros, otros dos nobles edificios llaman nuestra atención: la Casa del padre Suárez, con sobria portada renacentista, donde nació el eximio filósofo, y que hoy es Archivo de la Chancille-ría; y la de los Marqueses de Carablanca, cuya fachada presenta fragmentos de decoración plateresca y conserva en su interior, además de precioso patio con recuerdos ojivales, restos de un palacio árabe que perteneció a los príncipes de Almería.
El Colegio de San Bartolomé y Santiago, la antigua facultad de Earmacia y el Colegio Notarial, en la calle de San Jerónimo, ofrecen fachadas renacentistas y barrocas y constituyen interesantes ejemplares de arquitectura granadina. En la placeta de Tovar, encanta la portada con arco floiclisado y adornos góticos de la Casa de Ábranles, cpie conserva puertas con labor de lacería árabe y otros varios restos del mismo arte. La de Agreda, en la Cuesta de Santa Inés, con portada herreriana que encuadran columnas dóricas, cubre su escalera con precioso alfaje mudejar. En fin, otros muchos caserones compensan su menor importancia artística con el recuerdo de haber sido morada de ilustres personajes que destacaron en el campo de las Letras, las Arles, las Ciencias y la Milicia.

Sábado, octubre 16th, 2010 | Author:

La Casa de los Tiros, en la plaza del mismo nombre, plaza que encuadran varios nobles edificios, se destaca entre aquéllos por su aspecto de sólida lói talcza enclavada en el centro de la ciudad. Tiene por fachada un torreón almenado sin otros vanos importantes que el de sencilla puerta abierta en su cuerpo bajo y dos balcones en el superior. Cinco estatuas que representan héroes clásicos, simétricamente distribuidas y una espada que hiere con su punta un corazón, tallada sobre la clave de la puerta, constituyen su único decorado. Iaí habitó descendiente de una princesa nazarí convertida al cristianismo y hoy contiene interesante museo an tológico granadino.
Con la severa fachada cicla Casa de los Tiros contrasta la plateresca de Castril, en la Carrera de Darro, que ostenta profusa ornamentación. Su portada, atribuida a Siloé, se desarrolla en puerta adintelada entre columnas dóricas, con doble cenefa de delicada moldura. Encuadrado en pilastras que se asientan en las columnas del primer cuerpo se alza el entablamento que corona un arco semicircular con tímpano y enjutas primorosamente labradas. En el cuerpo superior y entre pilastras, se abre un balcón rematado por amplia cornisa. En la esquina achaflanada de este mismo cuerpo otro balcón tapiado y con la leyenda «Esperándola del Cielo», trae a nuestra mente el recuerdo de tenebrosa historia.

Viernes, octubre 15th, 2010 | Author:

CASAS SEÑORIALES.
Por todo el casco urbano de la vieja Granada aparecen casas solariegas y señoriales, donde lo renacentista y lo barroco conviven con lo árabe y lo mudejar. Construidas por los cristianos a raíz de la Reconquista y a través de los siglos inmediatamente posteriores utilizando nuevos materiales y aprovechando restos arquitectónicos y decorativos de tiempos musulmanes, unas veces ofrecen exteriores de severas líneas y sobria ornamentación; y otras, nos los presentan suntuosos y bellamente adornados. Columnitas nazaríes con capitel cúbico sostienen las arcadas de muchos de sus patios; y techumbres de lacería morisca cubren una buena parte de sus aposentos.
Fachada plateresca de la Casa de Cas-Iril, en la Carrera del Darra.

Miércoles, agosto 18th, 2010 | Author:

IGLESIAS RENACENTISTAS Y BARROCAS.
Nuestra Señora de las Angustias es Patrona de Granada y para rendirle culto los granadinos le erigieron en la Carrera de la Virgen, un templo suntuoso, cuya principal fachada con las dos torres que la flanquean, ofrece pintoresca silueta. El interior del templo, con planta de cruz latina, está recargadísimo de adornos; y el retablo del altar mayor, como así mismo el camarín, profusamente labrado en ricos mármoles.
La iglesia del Monasterio de Santa Cruz Real, hoy parroquia de Santo Domingo. fue concebida en estilo ojival, como otros templos granadinos, pero su construcción se terminó al gusto renacentista. Una galería porticada, con tres arcos de medio punto que sustentan elevadísimas columnas dóricas, decora su fachada principal, y, por la plaza «pie preside el monumento a fray Luis de Granada, da acceso al templo que se desarrolla con planta de cruz latina ; luce un deslumbrante camerino para la Virgen del Rosario, y contiene interesantes retablos, esculturas de Rojas, Alonso de Mena y de otros imagineros de la escuela granadina, con lienzos de Juan de Sevilla, Raxis y Bocanegra, entre los de pintores menos importantes. Del convento se conserva un hermoso patio y, en la nave occidental de éste, bello pórtico de mármol que inicia magnífica escalera.

Martes, agosto 17th, 2010 | Author:

Fuente y Jardines de la Inmaculada Concepción y al fondo el Hospital Real.
El Hospital Real llegó a nuestros días en estado de lamentable ruina y además, con su primitiva disposición muy alterada, como consecuencia de las modificaciones sufridas a través del tiempo y muy especialmente, en los últimos años; pero gracias al inteligente, eficaz, decidido y amoroso cuido del que fue director de Bellas Artes, don Grati-niano Nieto, se ha logrado salvarlo para Granada y para España, devolviéndole su original estructura.
Enrique Egas inició su construcción, temporalmente interrumpida y continuada por García de Pradas. La fachada principal ostenta bella portada con dintel que sustentan cuatro columnas corintias y entablamento adornado con yugos y flechas. En el segundo cuerpo se abre un nicho con la imagen de la Virgen y estatuas orantes de los Reyes Católicos. Completan la fachada cuatro ventanas preciosamente ornamentadas al gusto plateresco. Tras un amplio vestíbulo, se penetra en la nave central por arco de medio punto con haces de columnas que desarrollan nervios ojivales. Grandes vigas con zapatas renacentistas, góticas y mudejares constituyen la techumbre de las naves; y bóveda de crucería, eme se desenvuelve sobre arcos nervados sostenidos también por hacecillos, cubre el crucero de este primer cuerpo. En el segundo cuerpo, las naves que forman la cruz tienen techumbre mudejar de lacería y racimos de mocara bes; y el crucero se alza sobre arcos de medio punto con nervios góticos, ornamentación plateresca y gran florón central.
De los cuatro patios resultantes en los ángulos cicla cruz, los correspondientes al lado derecho no llegaron a definitiva construcción. En el primero de la izquierda, bellísimo y ricamente ornamentado, sólo labraron el cuerpo bajo, constituido por veinte arcos de medio punto que sustentan elegantes y esbeltas columnas corintias de mármol blanco. Cartelas, escudos, yugos y Hechas decoran su entablamento. El segundo patio, único, totalmente terminado, es semejante al anterior, aunque menos bello. Ambos cuerpos se desarrollan aquí en arcada que, en el bajo, se apoya sobre columnas dóricas; y en el alto, sobre columnas corintias. Si quieres viajar a la Granada historica te recomendamos que lo hagas en cruceros y puedes ver viajes en viajes cruceros.

Lunes, agosto 16th, 2010 | Author:

EL HOSPITAL REAL.
Para atender a los enfermos pobres y como habían hecho en otras ciudades los Reyes Católicos, don Fernando mandil construir en Granada un gran hospital y se eligió para su emplazamiento el lugar conocido por Campo del Triunfo, extramuros de la medina musulmana, no lejos de la puerta árabe de Elvira. El Hospital Real granadino, afectó la planta y estructura dominantes en los edificios de este género construidos en el siglo xvi: cruz griega inscrita en un cuadrado y dos cuerpos de alzada. En las naves de la cruz quedaban las salas de enfermos; y en el crucero el altar, de forma que aquéllos podían contemplarlo desde sus lechos y al mismo tiempo eran vigilados desde el crucero. En los cuatro ángulos de cruzamiento e abren sendos patios cerrados por naves laterales exteriores.