Archivo para la Categoría » Isla caribe «

Lunes, mayo 02nd, 2011 | Author:

Tuve ocasión de conversar con Carlos Baute sobre Los Roques.y su sempiterna sonrisa se convirtió en gigantesca en cuanto comenzó a hablar de esta parte de Venezuela. Sólo destacaré algunos de los sentimientos que Carlos desveló: “Es un lugar energético en el que recargas todas las baterías. Un auténtico paraíso en el que no hay nada que te distraiga de ti mismo. Para que te hagas una idea, en Gran Roque, la isla principal, debe haber unos 2.000 habitantes y 30 posadas como mucho.

En ocasiones he estado durmiendo yo sólo con mi pareja en una isla desierta. Para tener una aventura no es el mejor lugar del mundo, es mejor ir en pareja porque allí la vida es muy sencilla pero muy intensa. Paseas, buceas, comes pescado fresco… Está relativamente cerca de Caracas, a tan sólo 30 minutos de avión. Por allí van muchos artistas venezolanos. Es un lugar fantástico, no hay delincuencia, ni policía, ni política, nada.

Miércoles, abril 27th, 2011 | Author:

Yo me alojé en Chana.Tiré el bolso, cogí el bikini, las gafas de sol, mucho protector solar y salí deprisa hacia el pequeño embarcadero rumbo a Cayo Agua, la frontera sur del parque que toma su nombre de los pozos de agua dulce. Un cayo desierto de aguas transparentes y blanquísima arena que se extiende como una fina barrera. A un lado el mar, al otro también. En uno de sus extremos se levanta un faro a rayas rojas y blancas que, junto a la boca de ses, donde la Fundación Científica Los Roques ha elaborado el programa Adopta una tortuga.

Seis de las ocho especies de tortugas marinas que existen habitan estas aguas, algunas tan exóticas como la tortuga Cardón, sin caparazón. Esta reserva cuenta con más de 57 especies de corales, extensas praderas de algas marinas, manglares verdes, negros y rojos y noventa y dos especies de aves diferentes. Cae la tarde y antes de llegar al Gran Roque nos detenemos en Cayo Agustín a degustar un plato de langosta, pargo y camiguanos. Un Chardonay helado y música chill out amenizan la velada.

Martes, abril 26th, 2011 | Author:

Los Roques, Compuesto por unas 50 islas, cayos, islotes y arrecifes coralinos fue declarado en los años 70 Parque Nacional. Y, gracias a esta protección, hoy en dia sigue siendo un auténtico paraíso para las aves y especies marinas como las tortugas que año tras año desovan en sus costas. Afortunadamente, la normativa aquí es muy exigente en cuanto a la construcción de grandes hoteles y centros comerciales. Sólo encontrarás coquetos hotelitos rurales de entre cinco y veinte habitaciones, generalmente, a orillas del mar. Algunas casas privadas construidas antes de que fuera declarado Parque Nacional siguen siendo de uso particular y otras se han transformado en posadas u hostales.

Lunes, abril 25th, 2011 | Author:

Iba de surfero cuando apenas tenía barba. Pero con su pelo largo y rubio al viento aportaba un toque sexy a estas playas inmaculadas de Los Roques, en pleno Caribe venezolano, un paraíso terrenal convertido desde hace 40 años en el refugio predilecto de la alta clase caraqueña. Era un secreto a voces.

Sábado, febrero 05th, 2011 | Author:

¿Cómo llegar?:
Desde Cancún se conecta en aviones de las compañías locales Aerocaribe y Aerocozumel, que vuelan a diario a la isla. También se puede llegar en barco: varios transbordadores y ferrys parten a diario del muelle de Playa del Carmen y sólo tardan unos 40 minutos en llegar a la isla.
El transbordador para vehículos sale desde Puerto Morelos.
Alojamiento:
Existen hoteles para lodos los bolsillos, desde las grandes cadenas hoteleras -entre ellas Meliá, en primera línea de mar, el Fiesta Americana o el lujoso Stouffer Presidente- a establecimientos de precios más moderados y pensiones en el centro de San Miguel, ideales para mochileros.

Viernes, febrero 04th, 2011 | Author:

Isla Mujeres Cozumel.
¿Cómo llegar?:
Deberá hacerlo desde Puerto Juárez. Punta Sam o Playa Linda Marine, en Cancún. Puerto Juárez se halla a 3 km de Cancún. Los barcos salen durante todo el día y el precio del billete es de unos 4 dólares ida y vuelta. El trayecto demanda 30 minutos.
Si desea hacer la travesía directamente desde Cancún, deberá hacerlo en Playa Linda.
Alojamiento:
La mayoría de los hoteles tienen precios razonables: a partir de 10 dólares se puede encontrar una habitación doble. En la zona de playas se alquilan hamacas instaladas en casas particulares. Por algunos dólares más se puede dormir en habitaciones con espléndidas vistas sobre el mar, por 40 o 60.
Compras:
Todos los productos típicos del Yucatán. Las tradicionales hamacas de Mérida (individuales, dobles y familiares), fabricadas con tela o con cuerdas, y con un amplio surtido de colores para elegir; sombreros Panamá y las guayaberas (especie de chaquetilla o camisa de hombre, confeccionada con tela ligera que suele llevarse por encima del pantalón), son algunos de los productos típicos del país.

Jueves, febrero 03rd, 2011 | Author:

En estas latitudes, los peces se han acostumbrado a la presencia humana y los peces ángel se acercan juguetones. El guía se introduce en un laberinto de cuevas y cavernas donde se esconden hermosos peces loro. El muro proporciona un sentimiento de profundidad oceánica, bajo los pies se abre un mundo de aguas oscuras donde no llega la luz y habitan especies acostumbradas a la penumbra, como los peces ardilla, los soldado, las langostas, pulpos, rayas y algún que otro tiburón nodriza.
Ya más relajada, comienzo a disfrutar del paisaje que me rodea: las grandes ramas de coral cuerno de alce dan refugio a multitud de peces. Trato, a pesar de la fuerte corriente, de no lastimar con mis aletas este mundo frágil lleno de vida. Me detengo a observar las esponjas que crecen de las más variadas formas: parecen tubos, candelabros, cálices y barriles de colores chillones. Me sigue un diminuto pez ángel gris que atrapa las burbujas que dejo a mi paso.
En estos bosques calcáreos llenos de luz y color hay peces cirujanos, loros, roncadores y muchos peces ángel. En medio del éxtasis aparece una enorme barracuda de afilados dientes que se dirige directamente a mí atraída por algún brillo de mi equipo. Una vez saciada su curiosidad desaparece, dejándome asustada. Las morenas y las barracudas, pese a su mala reputación y aspecto feroz, se muestran muy confiadas con nosotros.
De nuevo en la embarcación, los buceadores comentan entusiasmados los pormenores del buceo mientras regresamos al muelle de Cozumel.
Impaciente espero a que llegue mañana, porque esta isla verde y paradisíaca esconde miles de tesoros en el fondo del mar y yo volveré a sumergirme para descubrirlos.

Miércoles, febrero 02nd, 2011 | Author:

Los arrecifes se extienden a lo largo de 32 km desde el muelle donde llegan los transbordadores hasta Punta Celcraín, en el extremo sur de la isla. Hay tantos lugares para bucear que se debe elegir la excursión en función de la dificultad de la inmersión. Uno de los lugares más solicitados es el famoso arrecife de Pal anear, descubierto por Cousteau, que alberga algunas de las más asombrosas formaciones de coral y en donde se pueden alcanzar hasta 70 metros de visibilidad. Palancar, situado a sólo 2 km de la costa, ofrece 40 puntos de buceo. Hay corales negros y rojos, grandes esponjas oreja de elefante y esponjas barrilito, así como un cañón hundido y un enorme Cristo de bronce. Dicen que es uno de los lugares más sensacionales del Caribe para bucear. A las 8 de la mañana, nuestro guía, Carlos, y sus compañeros ya tienen el barco listo para salir. Es un día claro de verano y el mar está tranquilo, aunque en las profundidades las corrientes pueden ser muy fuertes. Nuestro destino es el Muro de Santa Rosa, justo al norte del arrecife de Palancar. Es un lugar conocido en el buceo de profundidad y a la deriva, con una pared que desciende abruptamente a 22 metros hacia enormes salientes de coral y grutas profundas. Carlos me recomienda bucear cerca del muro y tomar precauciones con el equipo al internarnos en las cavernas \ límeles. Comenzamos la inmersión divididos en grupos de seis buceadores y un guía. Los rayos de luz que alcanzan estos fondos nos descubren el colorido único de los jardines de corales y de esponjas, praderas de algas. Los meros, enormes, de ojos saltones y labios gruesos, nos miran inmutables.

Martes, febrero 01st, 2011 | Author:

Tras los pasos de Costeau.
Llegué a Cozumel atraída por la belleza de sus arrecifes. La isla liene sólo una ciudad, San Miguel. Ya no es el pintoresco pueblo pesquero de antaño, pero aún conserva algunos rincones típicamente mexicanos. A lo largo de sus calles peatonales se suceden los comercios, bares y restaurantes. En el paseo marítimo hay tiendas de buceo para comprar material, alquilar equipos y contratar excursiones submarinas.
Con más de 30 arrecifes cuya profundidad varía entre los 15 y los 24 metros y una temperatura del agua que ronda los 27°C en temporada alta (de junio a agosto), Cozumel es la zona número uno de México para practicar submarinismo. Más de 60.000 buceadores acuden cada año para estudiar sus formaciones coralinas, sus grutas, esponjas, medusas y peces tropicales.
Y es que en Cozumel se pueden practicar distintas modalidades: buceo de profundidad, a la deriva, desde la costa, en vertical, el buceo nocturno y la visita a barcos hundidos. Hay también algunos lugares aptos para buceadores inexpertos, como el buceo a un avión sumergido cuyos restos reposan a pocos metros del muelle del Hotel La Ceiba. Se trata de un Convair hundido en 1977 tras la filmación de una película mexicana y donde habitan miles de peces.

Domingo, enero 30th, 2011 | Author:

La isla llevó entonces una existencia bastante plácida hasta que durante los siglos XVII y XVIII se convirtió en refugio de los más famosos y temibles piratas, entre los que destacan Jean Lafitte y Henry Morgan, que escondieron sus tesoros en las catacumbas y túneles excavados por los indígenas.
Pero Cozumel ha sido también un apacible pueblo de pescadores, donde se cazaban caimanes e iguanas, se trabajaba en las plantaciones de cocoteros para producir la copra y se cultivaba con éxito el chicozapole del que extraían el chicle.
A principios de los años sesenta fue redescubierta por el oceanógrafo francés Jacques Cousteau, quien llegó en 1961 para realizar varios documentales televisivos que mostraron al mundo las maravillas de sus arrecifes de coral. Nunca imaginó el número de buceadores que seguirían sus huellas año tras año, convirtiendo a Cozumel en la capital del buceo mexicano.