Archivo para la Categoría » Playas del caribe «

Lunes, septiembre 02nd, 2013 | Author:

En este archipiélago, de apenas 45 Km2, surgió una población isleña de rasgos especiales. En San Andrés predomina el hombre de raza negra, descendiente de los esclavos traídos de las costas africanas. En Old Providence, donde construyeron su vivienda permanente los holandeses e ingleses, los rasgos físicos de los nativos son muy peculiares, por la mezcla racial, y no es raro encontrar hombres muy fuertes, de piel oscura, cabello rubio y ojos azules.
Si tenemos en cuenta que los primeros pobladores fueron ingleses y holandeses, entenderemos por qué sobresalen los colores claros. Y, en la arquitectura de estas islas, que tiene rasgos finlandeses, ingleses y alemanes, no faltan los pobladores que han optado por un estilo de chalet suizo.
En un principio, sin embargo, las viviendas se construían sobre pilotes de coco y en madera de pino, de Centroamérica y Europa. Hoy el nativo sigue construyendo en madera, pero sobre pilotes de cemento, más resistentes.
Los isleños, en general, basan su economía en una pesca no tecnificada. La captura que no es utilizada en la alimentación, es vendida a los barcos extranjeros, que esperan a diario en alta mar para evitarse los trámites burocráticos que conlleva el comprar en puerto. Trabajan, además, con los pañas (hombres del interior) en el comercio, y cultivan el coco para consumo doméstico y un poco para la exportación.

Sábado, agosto 31st, 2013 | Author:

Entre los meridianos 78° y 82°, longitud oeste, y los paralelos 12° y 16°, latitud norte, al norte de Colombia, se encuentra un grupo de 17 islas, islotes, cayos y bajos, de-nominado Archipiélago de San Andrés y Providencia, dividido en dos subgrupos: San Andrés, con los islotes de Albuquerque, Haynes, Bolívar, Johnny Cay, Catton Cay, Cayo Grunt, Rose o Acuario, Graseyy Rocky Cay, y Providencia, con la Isla Santa Catalina, Cayo Cangrejo, Cayo Roncador, el Bajo Quitasueño, Cayo Serrana, Serranilla y Bajo Nuevo.
El origen de las dos principales islas (San Andrés y Providencia), llamadas las Columnas de Hércules,” es bien diferente. Providencia y Santa Catalina son de origen volcánico y suelos fértiles, donde abundan los arroyos de agua dulce, y ofrecen un paisaje exuberante, con clima templado en las elevaciones, a pesar del ardiente sol del Caribe. Existen en ellas árboles frutales de numerosas especies, ganado caballar y vacuno, y una rica fauna marina.

San Andrés, en cambio, es algo distinto. Hace varios millones de siglos, en una cuenca profunda del Mar Caribe, se reunieron, tal vez por capricho de la naturaleza, madréporas, celentéreos, pólipos de distintos tipos y una gran variedad de especies coralinas, comenzando la construcción de una “vivienda” que emergió pocos millones de años después. Alrededor del macizo central, fueron apareciendo distintas superficies: bajos, cayos e islotes protegidos por un cordón de arrecifes. Por su origen, esta isla es rocosa, sin agua dulce, arroyos ni vegetación.
Con los años, no obstante, se fue formando una mullida capa en la que crecieron algunas semillas que produjeron bosques de cedros, caobos, cauchos, polvillos, chícales, istapas y otras maderas preciosas, hoy desaparecidas, que le dieron, junto con el cultivo industrial del coco, importancia inicial a San Andrés.
Las playas de este archipiélago tienen como características una arena blanca, con mucho coral rojo, y aguas transparentes de siete tonos definidos de azul. El Acuario o Rose Cay es un sitio natural, refugio de una fauna acuática de pequeñas dimensiones, con preciosos colores y formas increíbles.

Jueves, agosto 29th, 2013 | Author:

A finales del siglo XVII y principios del XVIII, Santa Catalina y Providencia van quedando relegadas, y pasa a un primer plano San Andrés, donde se concentra la población que fue abandonando todas las otras islas. Estos nuevos habitantes, luego de la retirada oficial de los ingleses, adoptan la fe católica, se someten al rey español y aprenden el castellano.
El título de Puerto Menor, con exención de impuestos de importación y exportación, otorgado por primera vez en 1792 a San Andrés, inicia una época de bonanza económica. Pocos años después, durante la independencia de Colombia, el lugar se transforma en un centro de comercio del coco en fruta o copra (aceite de coco), conchas de carey, cacao, goma, caoba, pieles, algodón, cedro y otras maderas preciosas. Los principales impulsores de este cambio fueron los norteamericanos.

Con la abolición de la esclavitud cambia la situación. Desaparece la mayoría de los cultivos, y sólo subsiste el del coco, el cual, tras un período próspero, decae por la falta de atención técnica y el exceso de plagas, entre ellas la de ratas. Después, al producirse la suspensión del Puerto Menor o Libre en 1871, goletas, barcos y comerciantes abandonan San Andrés y el lugar pasa de nuevo a ser una isla más, sin mayores atractivos.
No obstante, bajo el gobierno republicano de Colombia, el archipiélago se vio beneficiado por una serie de medidas administrativas que le hicieron conocer períodos de moderada prosperidad. De vez en cuando, el gobierno central enviaba comisiones para emprender planes de salud o desarrollo. Finalmente, en 1912, Colombia decide crear una entidad política y administrativa: la Intendencia de San Andrés y Providencia.

Martes, agosto 27th, 2013 | Author:

El Archipiélago de San Andrés y Providencia tiene una extraña historia. De la época precolombina, no sabemos que haya tenido población comprobada y ni siquiera hay rastros de asentamientos humanos. Sólo a partir de 1510 es que encontramos datos concretos de navegantes españoles, quienes casualmente, en su ruta de jamaica a Miskitos, descubrieron las islas. De esa época existen mapas marítimos muy imperfectos, en los cuales aparecen las islas de Santa Catalina, Serrana y San Andrés. Algunos historiadores, sin embargo, hacen alusión a una crónica de Cristóbal Colón, donde se describe, según ellos, el Archipiélago como el “Jardín de la Reina”. Tal vez, según algunos autores, Alonso de Ojeda y Diego de Nicuesa hayan sido los primeros conquistadores que pusieron pie en las islas, pero de esto tampoco hay plena certeza.
Cien años después, las noticias de los corsarios, aventureros y contrabandistas holandeses e ingleses dan fe de un grupo de cayos, islas e islotes, rodeados de lo que ya se conocía como un “Mar de Siete Colores”. Pero el descubrimiento de Cayo de Serrana figura en las leyendas de la época anterior. En 1517, Pedro Serrana naufragó y llegó a este islote. Siete años después, fue rescatado, y cuenta la leyenda que su figura no era humana. Su cuerpo estaba cubierto de vellos muy largos. Posteriormente, algunos escritores hablan de la historia de Robinson Crusoe, identificándola con la de este famoso náufrago.

En 1629, un grupo de puritanos ingleses crea una compañía naviera, dedicada al tráfico de negros y esclavos. Sus barcos parten, en abierta querella con España, a conquistar el Caribe, el “Mar de Todos”. A su llegada al sitio que llamaron Old Providence, en lo que hoy es la isla de Providencia, encontraron establecidos a los holandeses, iniciándose entre unos y otros una extraña relación: los ingleses colonizaban y los holandeses se encargaban del comercio por las Antillas. Por estos días fue cuando se decidió que el primer poblado de los ingleses en Providencia recibiera el nombre de New Westminster.
A partir de 1633, llegan los primeros esclavos africanos y son destinados a los trabajos rudos y pesados. Algunos de ellos logran huir a la vecina isla de San Andrés, y allí forman un grupo primitivo que logra subsistir gracias a la pesca de tortugas y cangrejos.
Por estos mismos años, el gobernador de Cartagena de Indias, en la costa caribeña de Colombia (Nueva Granada en aquel entonces), recibe orden del Rey de España de desalojar a los ingleses. Después de muchos intentos, los españoles rescatan el Archipiélago, pero no se establecieron en él en forma definitiva. Así, durante 36 años, la isla pasa sucesivamente de manos inglesas a españolas. En este lapso de tiempo, hace su aparición el célebre pirata Henry Morgan, como Contraalmirante de la Real Marina Británica. Morgan parte después de cuatro años, dejando enterrados sus tesoros en Santa Catalina, sin ningún mapa o señal que hiciera posible su hallazgo posterior. Hoy, algunos caza-fortunas esperan la oportunidad de desenterrar esos tesoros.

Lunes, mayo 02nd, 2011 | Author:

Tuve ocasión de conversar con Carlos Baute sobre Los Roques.y su sempiterna sonrisa se convirtió en gigantesca en cuanto comenzó a hablar de esta parte de Venezuela. Sólo destacaré algunos de los sentimientos que Carlos desveló: “Es un lugar energético en el que recargas todas las baterías. Un auténtico paraíso en el que no hay nada que te distraiga de ti mismo. Para que te hagas una idea, en Gran Roque, la isla principal, debe haber unos 2.000 habitantes y 30 posadas como mucho.

En ocasiones he estado durmiendo yo sólo con mi pareja en una isla desierta. Para tener una aventura no es el mejor lugar del mundo, es mejor ir en pareja porque allí la vida es muy sencilla pero muy intensa. Paseas, buceas, comes pescado fresco… Está relativamente cerca de Caracas, a tan sólo 30 minutos de avión. Por allí van muchos artistas venezolanos. Es un lugar fantástico, no hay delincuencia, ni policía, ni política, nada.

Miércoles, abril 27th, 2011 | Author:

Yo me alojé en Chana.Tiré el bolso, cogí el bikini, las gafas de sol, mucho protector solar y salí deprisa hacia el pequeño embarcadero rumbo a Cayo Agua, la frontera sur del parque que toma su nombre de los pozos de agua dulce. Un cayo desierto de aguas transparentes y blanquísima arena que se extiende como una fina barrera. A un lado el mar, al otro también. En uno de sus extremos se levanta un faro a rayas rojas y blancas que, junto a la boca de ses, donde la Fundación Científica Los Roques ha elaborado el programa Adopta una tortuga.

Seis de las ocho especies de tortugas marinas que existen habitan estas aguas, algunas tan exóticas como la tortuga Cardón, sin caparazón. Esta reserva cuenta con más de 57 especies de corales, extensas praderas de algas marinas, manglares verdes, negros y rojos y noventa y dos especies de aves diferentes. Cae la tarde y antes de llegar al Gran Roque nos detenemos en Cayo Agustín a degustar un plato de langosta, pargo y camiguanos. Un Chardonay helado y música chill out amenizan la velada.

Martes, abril 26th, 2011 | Author:

Los Roques, Compuesto por unas 50 islas, cayos, islotes y arrecifes coralinos fue declarado en los años 70 Parque Nacional. Y, gracias a esta protección, hoy en dia sigue siendo un auténtico paraíso para las aves y especies marinas como las tortugas que año tras año desovan en sus costas. Afortunadamente, la normativa aquí es muy exigente en cuanto a la construcción de grandes hoteles y centros comerciales. Sólo encontrarás coquetos hotelitos rurales de entre cinco y veinte habitaciones, generalmente, a orillas del mar. Algunas casas privadas construidas antes de que fuera declarado Parque Nacional siguen siendo de uso particular y otras se han transformado en posadas u hostales.

Lunes, abril 25th, 2011 | Author:

Iba de surfero cuando apenas tenía barba. Pero con su pelo largo y rubio al viento aportaba un toque sexy a estas playas inmaculadas de Los Roques, en pleno Caribe venezolano, un paraíso terrenal convertido desde hace 40 años en el refugio predilecto de la alta clase caraqueña. Era un secreto a voces.

Sábado, febrero 05th, 2011 | Author:

¿Cómo llegar?:
Desde Cancún se conecta en aviones de las compañías locales Aerocaribe y Aerocozumel, que vuelan a diario a la isla. También se puede llegar en barco: varios transbordadores y ferrys parten a diario del muelle de Playa del Carmen y sólo tardan unos 40 minutos en llegar a la isla.
El transbordador para vehículos sale desde Puerto Morelos.
Alojamiento:
Existen hoteles para lodos los bolsillos, desde las grandes cadenas hoteleras -entre ellas Meliá, en primera línea de mar, el Fiesta Americana o el lujoso Stouffer Presidente- a establecimientos de precios más moderados y pensiones en el centro de San Miguel, ideales para mochileros.

Viernes, febrero 04th, 2011 | Author:

Isla Mujeres Cozumel.
¿Cómo llegar?:
Deberá hacerlo desde Puerto Juárez. Punta Sam o Playa Linda Marine, en Cancún. Puerto Juárez se halla a 3 km de Cancún. Los barcos salen durante todo el día y el precio del billete es de unos 4 dólares ida y vuelta. El trayecto demanda 30 minutos.
Si desea hacer la travesía directamente desde Cancún, deberá hacerlo en Playa Linda.
Alojamiento:
La mayoría de los hoteles tienen precios razonables: a partir de 10 dólares se puede encontrar una habitación doble. En la zona de playas se alquilan hamacas instaladas en casas particulares. Por algunos dólares más se puede dormir en habitaciones con espléndidas vistas sobre el mar, por 40 o 60.
Compras:
Todos los productos típicos del Yucatán. Las tradicionales hamacas de Mérida (individuales, dobles y familiares), fabricadas con tela o con cuerdas, y con un amplio surtido de colores para elegir; sombreros Panamá y las guayaberas (especie de chaquetilla o camisa de hombre, confeccionada con tela ligera que suele llevarse por encima del pantalón), son algunos de los productos típicos del país.