Archivo para la Categoría » Selva australia «

Domingo, marzo 03rd, 2013 | Author:

No saben nada sobre vestimenta, utensilios de cocina, o sobre las perlas baratas que circulan entre las demás tribus. Sólo llevan collares de semillas de frutas. El único signo de intercambio tribal eran las extrañas y rudimentarias piezas de acero que utilizan para cortar. Si pude interpretar correctamente sus señales en mímica y las cicatrices que me mostraron por todos sus cuerpos, debo deducir que habían luchado contra una tribu vecina para obtenerlas.

Estas tribus están emparentadas con otras tribus de las montañas. La funda que llevan en el pene es una prueba de ello. Pero, ¿forman otra tribu?, con todo lo que esto significa, o ¿están ligados lingüísticamente a algún grupo con el que han perdido totalmente el contacto? Traté de comunicarme con ellos utilizando algunos términos aprendidos de otras tribus papuas. En vano. El misterio permanece. Sólo nos podemos referir a ellos como “población desconvida”.

¿Y ahora? Sólo resta por hacer la segunda parte de nuestro proyecto: la protección de esta “zona desconocida”. Por esto hemos decidido comunicar la localización exacta de nuestro descubrimiento sólo a los especialistas involucrados. Pronto iniciaremos nuevos trabajos con el gobierno indonesio para poner en marcha un programa efectivo de protección de esta región. Pero esa es otra historia.

Viernes, marzo 01st, 2013 | Author:

Hacia principios de junio finalmente llegamos al valle. Sabíamos que estaba habitado. El descubrimiento de una área de sepulturas en medio del bosque era la primera prueba tangible. Era un descubrimiento vivo para todos nosotros el esqueleto de un extraño que yacía en una parrilla de ramas en los árboles, como un silencioso mensaje. Y luego un día, mirando a través de unos binoculares desde lo alto de una colina, vimos la primera choza aislada en la distancia.
Fue un momento crucial y decidí detenernos para enviar de regreso al equipo, las dos terceras partes que ya no estaban en condición de continuar. Su salud estaba en peligro. Tendría que seguir solo.
Una vez que mis cantaradas estaban a salvo de regreso, continué con porteadores frescos. Después de tres semanas de agotadoras marchas alcanzamos el final del valle. Mientras tanto, las señales de presencia humana se volvían más frecuentes y numerosas: redes de caza, puentes de lianas, etc. Pero aún no me encontraba con alguien. Esta misteriosa gente eludía el mundo que yo representaba…
Hasta este predestinado día del 3 de julio…

Miércoles, febrero 27th, 2013 | Author:

Nos tomó casi un mes alcanzar el valle abriéndonos paso a través de la selva. En este punto de la expedición, todo estaba en contra nuestra: el miedo a lo desconocido que aterrorizaba a los nativos, la violencia extrema de los rápidos del río, las lluvias que inundaban nuestro campamento y rebajaban nuestra moral, los parásitos que se alimentaban de nuestros pies, las innumerables enfermedades que afectaban a casi cada uno de los miembros de la expedición, sin mencionar el ataque ininterrumpido de los insectos y las sanguijuelas, o las múltiples heridas recibidas durante esos constantes combates. Hubo poco en nuestro favor en esta primera etapa del viaje. Avanzábamos a una velocidad de un kilómetro por día, sin quejarnos, disfrutando de cada momento de esa intensa violencia y profusión de la naturaleza. Una aventura completa, sin regreso, en donde teníamos la impresión constante de vivir una novela de Julio Verne. Pero una novela real. ¿Quién podría lamentar tal experiencia en estos días y tiempos, cuando reinan el fatalismo y la duda?

Jueves, febrero 07th, 2013 | Author:

Sydney es también, desde enero de 1992 —fecha en la cual las tijeras de George Bush en persona cortan el listón inaugural—, sede de un soberbio museo de la Marina que condensa, en el mismo lugar, la historia marítima de este pueblo multifacético. Este museo, resueltamente modernista en su factura, enfrenta, del otro lado de Darling Harbour, al acuario de Sydney, el punto de paso obligatorio de los turistas en escala-, la iniciativa aspira a poner a la disposición del público un museo local, y al mismo tiempo continental: era necesario representar en un mismo lugar la fauna y la flora ele la cuenca de los ríos Murray y Darling (esencialmente en el estado de Nueva Gales del Sur), pero también las de la Gran Barrera de Coral y del resto de Australia, apuesta ambiciosa que ha sido vencida con mucho brío por los responsables científicos del acuario.

El “Sydney Aquarium” es hoy, indiscutiblemente, el mejor medio de efectuar (en seco) su primera inmersión en Australia: los cocodrilos de agua salada, los peces del extremo norte del país, los de las costas rocosas, los del océano y del “gran azul”; finalmente las tortugas completan admirablemente el vistazo a la red Murray-Darling, y en la Gran Barrera de Coral. A esta cita con el mar, espectáculo permanente y homenaje vibrante de Sydney al océano que la rodea, sería verdaderamente una lástima que usted no responda ¡presente! en ocasión de una lejana escala en la ciudad más grande del “continente azul”, el Pacífico Sur…

Martes, febrero 05th, 2013 | Author:

Este pequeño preámbulo histórico voluntariamente incompleto no tiene por objetivo más que poner en evidencia los lazos históricos que unen a los australianos de hoy con el mar. Todos han llegado, a través de sus ancestros, por barco, y si la historia moderna de los australianos no tiene más que 200 años, está totalmente impregnada de esta mirada hacia la línea azul del Pacífico. Y si son australianos, más que otros, quienes conviven en forma directa con el elemento marino, son realmente los 3,4 millones de habitantes de Sydney los que se apasionan por todo lo que flota o todo lo que se mueve bajo el agua.

Testigo es el enredo de barcos y de veleros en el puerto de Sydney cada fin de semana. Testigo es esa admiración exagerada del público australiano por los barcos antiguos, de los cuales el más célebre es el Bounty. Su réplica, reconstruida en 1979 por la suma de 5 millones dólares, es copia de la que fue escenario del más célebre motín de la historia, e! que Hollywood ha llevado a la pantalla en tres ocasiones. Ella pasea hoy sus 42 metros cada día con un lote de turistas a bordo… paseo en el tiempo, en compañía de Fletcher Christian y del capitán Bligh.

Categoría: Selva australia  | Tags:  | Un Comentario
Domingo, febrero 03rd, 2013 | Author:

Qué otro país en el inundo más que Australia puede enorgullecerse de este récord?: 36,835 km de costas. La isla continente, antípoda de Francia y más vasta que Europa es, para muchos de nosotros, un hoyo blanco sobre el mapamundi; recuerde el fin de año escolar, mientras que durante todo el año estudiábamos a los listados Unidos y a Rusia, quedaba siempre un mes para conocer en geografía a los países verdaderamente bellos y exóticos, como Brasil o Australia.
Esta Australia desconocida que, sin embargo, los buzos comienzan a conocer mejor poco a poco, ¡y con razón!, posee una Gran Barrera de Coral, la finca submarina más fantástica del planeta, espacio frágil e inmenso que hoy está poco más o menos protegido de los contaminantes y otros hormigones.
El Pacífico Sur, en general, se afirma cada vez más como un destino imprescindible para los que quieren conocer los lugares más bellos del mundo.

Categoría: Selva australia  | Tags:  | Deja un comentario
Viernes, septiembre 07th, 2012 | Author:

Aquí están en el paraíso comenta Jiirgen Hencke, ecologista que lleva quince años estudiándolos. Fueron diseñados para este país, pero no al contrario. Cada camello devora entre 20 y 30 kilos de vegetación fresca al día. Se están comiendo literalmente las tierras del interior hasta dejarlas peladas.
Paradójicamente, las antiguas bestias de carga se han convertido en una carga para el medio ambiente, con un porvenir abocado al exterminio masivo o al mercado de comida para mascotas. No obstante, el turismo de aventura puede salvar la vida a algunos. Actualmente, hay más de 50 operadores australianos que ofrecen desde paseos de diez minutos hasta expediciones de varios meses. También ha surgido un circuito de carreras de camellos, que parece no tener más futuro que convertirse en otra de las excentricidades de Australia.
-En su mayor parte, nuestros camellos son descendientes de animales de carga, robustos pero lentos. Tendrían escasas posibilidades de éxito frente a sus estilizados homólogos árabes: sería como organizar una carrera entre una tortuga y una liebre afirma Peter Seidel, presidente ejecutivo de la Asociación de la Industria de Camellos de Australia Central.

Miércoles, septiembre 05th, 2012 | Author:

Aunque la incompetencia de Burke no contribuyó precisamente al prestigio de los camellos, estos se convirtieron en el principal medio de transporte para viajar por el Outback. Los exploradores posteriores no dejaron de admirarlos; eso sí, tras aprender la regla básica del camellero: nunca les metas prisa.
El cuarto día de singladura se produce un pequeño milagro en forma de ausencia de contratiempos. Al parecer, nuestra marcha era el primer compromiso tras muchos meses de inactividad en la temporada baja: de ahí que los animales se mostraran algo nerviosos y desobedientes. Necesitaban algún tiempo para acostumbrarse de nuevo a las monturas y cargas y a la disciplina del látigo. La relación entre hombre y camello ha dado lugar a extraordinarias proezas de resistencia en Australia. Ernest Giles atravesó el continente dos veces, en 1875 y 1876. A principios de 1890, otro explorador, David Lindsay, recorrió durante una dura sequía un trayecto de 6.500 kilómetros, 800de ellos cubiertos en 34 días y con sólo quince litros de agua por animal. A medida que crecía la demanda, la cría de estos rumiantes se convirtió en un floreciente negocio. Todas las bestias eran dromedarios, porque los camellos de dos jorobas -originarios de las tierras altas de Asia Central- no se hubieran adaptado bien al calor del centro australiano. Nadie sabía cómo manejar tan inquietos animales, por eso los empresarios del transporte contrataron a hombres provenientes del norte de la India y Pakistán, conocidos como los “afganos”.

Miércoles, noviembre 04th, 2009 | Author:

Lugares turisticos australia

Por eso el atractivo del outback no es tan fácil de describir como el de las otras zonas de Queensland. A simple vista sólo parece ofrecer polvo, sol in-misericorde, sudor, incomodidad… a lo que se agrega un variado repertorio de animales, algunos de los cuales son hostiles a los humanos. Sin embargo, el magnetismo de esta zona inhóspita y árida es innegable.

Martes, noviembre 03rd, 2009 | Author:

Australia lugares para visitar

Otra de las zonas de Queensland que atrae a un gran número de vistantes tanto australianos como extranjeros, es el outback. Para la gente del país, el out-bud es más un concepto o incluso un sentimiento que un lugar preciso con una extensión determinada. A lo largo y a lo ancho de Australia, todo lo que esté lejos de un centro urbano se denomina como outback. Esto se debe, al menos en parte, a que todavía hoy grandes extensiones del solitario interior australiano ni siquiera han sido cartografiadas a ras de suelo.