Archivo para la Categoría » Sicilia siracusa «

Lunes, octubre 19th, 2009 | Author:

Sicilia agrigento

Sicilia agrigento. El Valle de los Templos reúne cinco construcciones dóricas del siglo v a.C. en mejor estado de conservación que los templos de la propia Grecia.
Villa del casale. A 2 km de Piazza Armerina, esta villa romana conserva 3.500 m2 de extraordinarios mosaicos.
Noto. Un pueblo totalmente construido en estilo barroco.
Siracusa. El yacimiento arqueológico de Neapolis (con el teatro, la cantera y la cueva la Oreja de Dionisio) y la isla de Ortigia (con sus plazas e iglesias barrocas) son las visitas imprescindibles.

Martes, septiembre 15th, 2009 | Author:

Oreja de Dionisio

La cantera se conoce con el nombre de Latomia del Paraíso, e incluye la Oreja de Dionisio, una cueva de 23 metros de altura y 65 metros de profundidad, con tanto eco que, según la leyenda, el gobernante encerraba allí a sus enemigos para oír sus conversaciones. En Neapolis también pueden verse un teatro griego esculpido en la roca y con capacidad para 15.000 espectadores -aún en activo, un anfiteatro romano de enormes proporciones y el Altar de Hierón II, en el que durante el siglo m a.C. se oficiaban sacrificios públicos de animales.

Lunes, septiembre 14th, 2009 | Author:

Fotos Siracusa

Al llegar a Siracusa, bañada por las aguas del mar Jónico, sorprende la inmensa zona arqueológica de Neapolis. Con un vistazo a las proporciones de sus construcciones antiguas, el visitante puede hacerse una idea de la importancia que alcanzó esta urbe, fundada por los griegos en el siglo de ella se dice que hasta llegó a desafiar la hegemonía de Atenas. Una antigua cantera de piedra caliza, horadada por los prisioneros de Dionisio -tirano de Siracusa entre los siglos , confiere al lugar un aspecto fantasmagórico.

Domingo, septiembre 13th, 2009 | Author:

Sicilia siracusa

Camino de Siracusa, vale la pena hacer un alto en Noto, una pequeña villa barroca repleta de palacios y con un impresionante duorno (catedral). El pueblo debe su peculiar uniformidad estilística al hecho de que fue reconstruida por entero tras el terremoto de 1693. Ello le debió el mote de «Jardín de piedra. Entre los monumentos de Noto destaca el palacio Nicolaci Villadorata, admirado por el conjunto de figuras barrocas que sostienen sus balcones.