Tag-Archivo para » granada «

Lunes, abril 27th, 2009 | Author:

Mirador de Lindaraja

En todo caso, sus salones, bellísimos, pero sin tanta majestad como el de Gomares, con fuentecillas de surtidor en el interior de los aposentos y los jardines que desde dentro (es probable que el Patio de los Leones estuviera primitivamente adornado por un jardín) y desde fuera perfuman su ambiente, le dan aire de intimidad y carácter de vivienda privada. ¿Con el bosque de columnas, a veces agrupadas, que ornamentan el patio, pretendieron sus artífices la evocación de un carmen poblado por frondosa arboleda.

Miércoles, marzo 18th, 2009 | Author:

EL ENCANTO DE LA ALHAMBRA

EL EXCANTO DE LA ALHAMBRA
El arte nazarí, en su arquitectura civil, es frágil y delicado. Los maravillosos arcos que adornan los patios y salones de sus palacios y que, como un encaje, filtran la luz a través de sus enjutas, imprimiendo tibias tonalidades al ambiente, no sostienen nada. Sobre los capiteles de las columnas que, aparentemente, los soportan, se elevan pilarotcs hasta alcanzar la viga del dintel que cubre la arcada. Unos y otros, amorosamente envueltos por un manto de yesería. No es rico el material de la decoración: estuco, azulejo y lazo de madera. Sólo en columnas, capiteles y pavimentos se emplea el mármol u otra clase de piedra.

Domingo, marzo 15th, 2009 | Author:

EL MESWAR

EL MESWAR
Un barranco, que los cristianos rellenaron de escombros, levantando sobre ellos la Plaza de los Algibes, delicioso mirador hoy prácticamente desaparecido, separaba la Alcazaba de los palacios que integran lo que llamamos Casa Real y de la ciudad palatina. Por el fondo del barranco discurría una calle recientemente descubierta a costa del sacrificio de la plaza, calle que según parece conducía desde la Puerta de la Explanada a las otras varias que abrían paso para la medina y los palacios reales, a los viandantes que llegaban a la Colina Roja por su vertiente meridional. Una de esta puertas era la del Vino, que aún subsiste; otra la Real, que ha desaparecido. Una más, al menos, debió haber al final de la calle, para dar acceso a los palacios. A esta última puerta, la de los palacios, se llegaba también desde la de las Armas, a través de un camino cubierto, junto al paño oriental de la Alcazaba.

Viernes, febrero 27th, 2009 | Author:

Granada spain

Rey en el techo cupular de la Sala  Fragmento de mocárabe, decoración en 4 de la Justicia en el Palacio de los yeso de la Alhambra. Leones (Alhambra).
Granada pasó a formar parte de la provincia española del imperio africano. Con tal condición se mantuvo hasta que, a comienzos del siglo xm, los hispano-musulmanes se rebelaron contra los almohades, dinastía que había sustituido a la de los amorávides en el gobierno del Noroeste africano. Un noble musulmán andaluz, Muhammad al-Ah-mar, se sublevó en Arjona contra los dominadores extranjeros, de la misma manera que habían hecho otros hispanomusulmanes. Los granadinos lo aclamaron soberano y en mayo de 1238, al-Ahmar se trasladó a Granada y estableció en ella la capitalidad de su naciente Estado. Los monarcas de esta dinastía, conocidos por nazaríes, elevaron su corte a un alto nivel.

Martes, febrero 17th, 2009 | Author:

Granada sierras

Sierra Nevada es el más importante macizo montañoso de la Penibética y en ella se alzan los picos más elevados de España. El Mulhacén alcanza 3.481 m. de altura. Por las laderas de la vertiente mediterránea comienza la Alpujarra, una de las comarcas más bellas del mundo. La vertiente atlántica, que da vista a la capital, aparece más accidentada y presenta enormes cortes, escarpes casi verticales y precipicios profundos. Desde las altas cumbres de Sierra Nevada se descubre un panorama cuya majestad supera a toda ponderación. Tras la línea azulada del mar. la vista alcanza las nevadas cimas del Atlas y las serranías que ocultan la llanura manchega. Zona de glaciares y ventisqueros, en Sierra Nevada se practican deportes de invierno. Una buena carretera, la más elevada de Europa, conduce a confortables hoteles, enclavados al pie del picacho Veleta.

Martes, febrero 17th, 2009 | Author:

SITUACIÓN DE GRANADA

Vista parcial del Albaydn desde la Alhambra.
CARÁCTER Y SITUACIÓN DE GRANADA
Vanamente trataréis de descubrir en Granada los rasgos característicos de lo que, por lo general, se estima como típicamente andaluz, a pesar de que esta ciudad alienta en el corazón de la Alta Andalucía. No es jacarandosa, liviana y bullanguera; sino severa, mística y recogida. No le va el ritmo alegre y movido de los verdiales o de las sevillanas, sino la cadencia desgarrada y lastimera de la siguiriya o de la soleá. Captaréis el espíritu de Granada si contempláis una puesta de sol otoñal, desde un recoleto carmen albayzinero, en donde no se escucha otro ruido que el del suave murmullo del surtidor y el piar de la avecilla que vuela a su nido, cuando las altas cumbre de Sierra Nevada se tifien de rojo y tenéis delante de ellas, también enrojecida, la recortada silueta de los viejos torreones de la Allí a m b ra, a pesa d u m bra dos por trágicas leyendas.