Tag-Archivo para » plano de granada «

Miércoles, abril 29th, 2009 | Author:

Columna del Patio de los Leones

Columnata del Patio de los Leones
Las Salas de los Mocárabes, de los Reyes, de Dos Hermanas y de los Abencerrajes, flanquean el patio. Todas debieron contener, y algunas continen aún, fabulosa riqueza en mocárabe y azulejería. Tienen planta rectangular las dos primeras y cuadrda la dos últimas. La de los Mocárabes, situada a Poniente y que ha perdido casi toda su ornamentación, debe el nombre al de la bóveda que la cubría, de la que sólo se conservan escasos restos.

Martes, abril 28th, 2009 | Author:

Granada

Forma el patio, uno de los lugares más bellos y sugestivos de la Alhambra, un rectángulo inscrito en cuatro galerías porticadas que sostienen 124 esbeltas columnitas con capiteles cúbieos, arcos peraltados y enjutas de yesería en encaje. Avanzando sobre el patio, se destacan a E. y O. dos elegantísimos templetes, con arcos de calada labor, sostenidos también por columnitas y cubiertos interiormente con cúpulas de lazo semiesféricas. En el centro sobresale la célebre y discutida fuente, con su taza labrada en una sola pieza de blanco mármol y festoneada, como otras, por la inscripción de un poema de Ben Zamrak y que guardan celosamente los doce leones que la circundan.

Viernes, febrero 27th, 2009 | Author:

Granada spain

Rey en el techo cupular de la Sala  Fragmento de mocárabe, decoración en 4 de la Justicia en el Palacio de los yeso de la Alhambra. Leones (Alhambra).
Granada pasó a formar parte de la provincia española del imperio africano. Con tal condición se mantuvo hasta que, a comienzos del siglo xm, los hispano-musulmanes se rebelaron contra los almohades, dinastía que había sustituido a la de los amorávides en el gobierno del Noroeste africano. Un noble musulmán andaluz, Muhammad al-Ah-mar, se sublevó en Arjona contra los dominadores extranjeros, de la misma manera que habían hecho otros hispanomusulmanes. Los granadinos lo aclamaron soberano y en mayo de 1238, al-Ahmar se trasladó a Granada y estableció en ella la capitalidad de su naciente Estado. Los monarcas de esta dinastía, conocidos por nazaríes, elevaron su corte a un alto nivel.